Este emblemático super auto nació de una rivalidad real entre dos gigantes del automovilismo a nivel mundial. ya que en 1962 la famosa marca Ferrari estaba atravesando una dura crisis económica y necesitaba de inversionistas para seguir con el desarrollo de sus exóticos autos, la noticia de la situación de este fabricante de autos pronto se difundió por el mundo llegando así a oídos de Henry Ford segundo. hijo del inventor de los autos a producción. Henry Ford segundo le propuso a Enzo Ferrari inyectarle a la empresa una fuete cantidad de dinero para levantar la reconocida marca y volverse socio mayoritario con mas del 60% de las acciones, a la cual Enzo había aceptado. Tras meses de negociaciones cuidadosas, Ford estaba listo para cerrar el trato con Enzo Ferrari para comprar prácticamente su compañía.